Plegaria milagrosa y poderosa a San Judas Tadeo | Patrón de los casos difíciles y desesperados


Haz esta poderosa plegaria a San Judas Tadeo, para que te auxilies por la situación que estés atravesando, ora con fe y muchas esperanzas porque el santo patrono jamás abandona a sus fieles, a sus hijos, a las personas buenas y bondadosas, te ayudará a salir de la situación difícil que estés aconteciendo, haz esta bella oración y recibe sus milagros.

Santo patrono San Judas Tadeo, tu que todo lo puedes, para ti que nada es imposible y resuelve todos los casos difíciles, te pido que se haga tu santa voluntad, quiero que me ayudes a solucionar este caso que me desespera, pero sé que tu milagro se hará presente.

Mi santo patrón te imploro ante tu gran dominio e infinita piedad que me concedas el milagro que tanto necesito, te alabaré y oraré por siempre porque para ti no hay limitaciones, confió obtener tu gran caridad para que me concedas el favor milagroso que estoy solicitando.

San Judas Tadeo te suplico e imploro, elevo mis plegarias que son poderosas para que me hagas el milagro que tanto aclamo, tú eres un santo que estás lleno de amor y de compasión y te estaré por el resto de mi vida altamente agradecido porque sé que me ayudaras.

Amado Patrono para ti no hay imposibles ni obstáculos, te pido me oigas y socorres con mi petición, tu milagro será una prueba de tu inmenso poderío, dame las fortalezas que necesito para afrontar esta situación, pero tengo la fe y esperanza que tu milagro llegará a mí.

Santo patrono te necesito en cada instante y te pido que alivies mi pena, para que liberes mi corazón del desespero y tormentoso dolor que me agobia, te imploro con mucha humildad porque eres un santo bendito y ruego por tu cuidado y milagro que tanto necesito.

San Judas Tadeo lléname de tu piedad, te imploro con tu bendita misericordia y no permitas que siga atravesando por esta dura prueba, te ruego en esta hora y en este momento que me arropes con tus manos, que me favorezcas de esta necesidad, solo tú me entiendes y con tu bendición saldré de esta dura prueba. Amén.

Ora todos los días, ora con fe, eleva tus plegarias y tus peticiones serán concedidas, porque el santo patrono San Judas Tadeo jamás te dejará solo y desprotegido.