Oración San Judas Tadeo – Peticiones imposibles

Oración a San Judas Tadeo

Oh, gloriosísimo apóstol San Judas Tadeo, siervo fiel y amigo de Jesús. El nombre del traidor que entregó a vuestro querido maestro en manos de sus enemigos ha sido la causa de que muchos os hayan olvidado.

Pero la Iglesio os honra e invoca universalmente como patrón de los casos difíciles y desesperados. Rogad por mi que soy tan miserable y haced uso, os ruego, de este privilegio especial a vos concedido de socorrer visible y prontamente cuando casi se ha perdido toda la esperanza.

Venid en mi ayuda en esta gran necesidad, para que reciba los consuelos y socorro del cielo en todas mis necesidades, tribulaciones y sufrimientos, particularmente (HAGA AQUÍ LAS SÚPLICAS ESPECIALES QUE DESEE OBTENER), y para que bendiga Dios con vos y con todos los escogidos por toda la eternidad.

Os prometo, glorioso San Judas, acordarme siempre de este gran favor y nunca dejaré de honrarlos como a mi especial y poderoso protector y hacer todo lo que pueda para fomentar vuestra devoción. Amén.

NOVENA A SAN JUDAS TADEO.

San Judas, yo recorro a tu protección y entre mis oraciones yo te ofrezco esta vela a la cual prometo encender todos los martes. Consuélame en mis dificultades y necesidades.

Yo te suplico tengas la compasión de considerar este gran favor que te pido (HAGA SU PETICIÓN) para que yo sea capaz de superar todas estas dificultades, así como tú eliminaste el dragón que estaba a tus pies.

Diga tres padres nuestros, tres aves marías y tres glorias.

Esta oración debe ser rezada por nueve martes consecutivos y una vela debe ser encendida. Debe dejar nueve copias de estas oraciones en la Iglesia cada martes para así ayuda a otra persona en sus dificultades y para fomentar la devoción a San Judas Tadeo.